1 de septiembre de 2013

Volviendo a ser...

Hace ya casi un mes que escribimos el último post, y desde entonces apenas hemos tenido tiempo para hacer algunas cosas por nuestra propia cuenta; la mayor parte del tiempo se nos ha ido en asuntos ajenos a nuestra propia persona, voluntad y satisfacción. Citando a Cortázar, he estado viviendo de prestado, haciendo lo que otros hacen y viendo lo que otros ven.


Tras la muerte de mi padre, algunos parientes suyos decidieron que, según las costumbres católicas, se debían llevar a cabo una serie de rezos y oraciones para pedir por su eterno descanso... a pesar de que mi padre no era católico, y los miembros de la iglesia cristiana a la que él asistía ya habían realizado un servicio religioso en memoria suya. Así que, durante una semana más, tuvimos que recibir y atender a las personas que seguían viniendo a casa. Ver la casa llena de gente y sin poder tener un momento a solas fue un poco incómodo para mí, que estaba acostumbrado a vivir en un ambiente más cerrado y solitario.

Desde entonces, y hasta hace algunos días, me mantuve funcionando en modo semiautomático.

Hace una semana regresé a la escuela. Antes de eso, tuve que hablar con el personal administrativo de la universidad para explicarles lo que había sucedido (sobre todo para tocar el tema de los gastos) y, afortunadamente, me dieron la oportunidad de pagar la inscripción y la colegiatura en cuanto me fuera posible.

Retomé mis diarios (aunque no me gusta llamarlos así), que es en donde registro (desde hace un par de años) todo lo que hago y pienso, y que por lo general no puedo escribir en este blog, ya sea porque lo que escribo es demasiado trivial o porque es algo tan privado que espero que sea leído solo hasta después de mi muerte.

Vuelvo a tener tiempo para leer (lo cual ya me hacía falta), no había podido detenerme a escribir en el blog (hasta hoy, en este post), y en cuanto a la música... bueno, se supone que hoy me reuniría con unos amigos para volver a los ensayos, pero ando con la garganta irritada y con resfriado, así que... tal vez en esta semana.

Y así, poco a poco, he ido recuperándome a mí mismo. Siento que estoy volviendo a ser yo (o, al menos, a ser una versión de algo muy parecido a mí). También, durante todo este tiempo ha habido una persona que siempre ha estado conmigo y que me ha ayudado bastante a mantenerme en mi lugar y a no desplazarme a la deriva, una persona muy especial e importante para mí... pero esa, mis estimados amigos, es otra historia.




Por ahora, eso es todo, damas y caballeros. Nos leemos en el siguiente post.


Peace&Love

2 viajeros han dicho:

Ale C. dijo...

Hace mucho que no pasaba por aqui
Lo siento mucho, se que no debe ser fácil, pero que bueno que tienes personas que te acompañan y que no te permiten llegar a la deriva. En especial el Mago.

Te mando un fuerte abrazo y los mejores deseos

**Lucerita-Asíntota** dijo...

Tenía tanto tiempo sin pasar por aqui... Y leo esto...

Te mando un fuerte abrazo y mi más sentido pésame.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...