21 de marzo de 2013

De teclas y gatos

Saludos, damas y caballeros, sean ustedes bienvenidos a este pequeño espacio virtual...

¿Recuerdan a Salem Saberhagen?


El lunes toqué por primera vez (en el FITH) con la banda de mi primo, y debo decir que fue interesante estar en una presentación sin tener que estar al frente. Siempre he tocado como guitarrista principal (no se porqué) y, recientemente, como vocalista (tampoco se porqué, pero me gusta jeje), esto, en ocasiones, puede llegar a ser algo incómodo, sobre todo cuando se tiene miedo escénico... pero, bueno, esa es otra historia... y ya me voy controlando.

Lo del lunes estuvo bien, solo estuve en dos de los muchos ensayos de la banda, pero las partes que me tocaban a mi no eran muy complicadas y pude realizar mi trabajo sin errores, hasta pude grabar a los demás con mi celular durante una canción en la que yo no tocaba.


Después de la presentación, el baterista me preguntó si quería tocar alguna canción en especial, pero le dije que por mi no había problema, mis gustos musicales son muy variados (demasiado) y me acoplo a lo que ellos toquen... aunque ya ando checando algunas canciones que tienen arreglos muy interesantes en el teclado :B

Un instrumento más que se añade a la lista de instrumentos que he tocado dentro de una banda, junto con la guitarra (eléctrica y acústica) y el bajo, el otro instrumento que también quiero aprender a tocar es el violín, no se porqué, pero me parece un instrumento interesante.

Esto me lleva al siguiente tema del post. Hay un mito que dice que las cuerdas de los violines eran fabricadas con tripas de gato, de hecho, cuando empecé a tocar la guitarra, escuché que las cuerdas de guitarra también eran fabricadas con el mismo material. La verdad es que (al menos en la actualidad) las cuerdas se fabrican con una combinación de tripa de oveja, nylon y acero.

Recordé ese mito porque el martes, justo cuando estaba a punto de dormir, escuché un ruido en el patio, lo primero que pensé fue que tal vez solo era un gato, pero ellos suelen ser más silenciosos, así que salí a asomarme, mi madre también despertó y salió, lo que encontramos fue un gato negro escondido en un rincón, cuando nos acercamos no intentó escapar, lo cual nos pareció muy raro. Al acercarnos un poco más escuchamos que hacía un ruido extraño, como si, en su interior, algo (sus tripas) se retorciera, pero al no poder hacer nada, el pobre gato solo se quedaba quieto y aguantaba el dolor... ni siquiera podía maullar. Era obvio lo que pasaba, ese pobre animal había sido envenenado (o algo así), aprovechando el hecho de que se había colocado sobre un periódico viejo, mi madre lo levantó junto con el periódico y lo sacó a la calle para que no muriera dentro de la casa (¿qué más podíamos hacer? u.u). Estando ahí se levantó y empezó a caminar (retorciéndose). Mientras se alejaba, pensé en lo cruel que era el que alguien le hiciera este tipo de cosas a los gatos. A ratos se detenía e intentaba vomitar pero no pasaba nada, y después de un rato, continuaba arrastrándose hacía la esquina.

Hoy, mi madre habló con una vecina, y ella le contó que hace dos días también encontraron a un gato muerto en su patio, y por la tarde, mi tía (que vive cerca de mi casa) le decía a mi madre que ella también encontró muerto a un gato blanco, supongo que es el mismo gato que yo relacionaba con el mago, de todos los gatos que pasaban por aquí, ese gato blanco era el único que se acercaba a nosotros sin miedo, y en una ocasión hasta se puso a jugar conmigo. Qué raro que en menos de una semana hayan muerto tres gatos, ¿no?

Ojalá ya no siga pasando esto.

En fin, nos leemos en el siguiente post, damas y caballeros. Peace&Love




PD: No están para saberlo ni yo para contarlo (bueno, creo que si estoy para contarlo), pero el Mago está a punto de regresar, no se cómo lo sé, pero lo sé. Fin del comunicado :P

4 viajeros han dicho:

la MaLquEridA dijo...

Y es entonces que me pregunto ¿Porque no lo llevaste al veterinario? Ya se que es difícil pero estaba sufriendo,


¡Pobrecito! Pinche gente sin conciencia que acaba así con los pobres animales que sin tener culpa mueren en las manos de estos desalmados, envenenandolos sin misericordia.



Perdón Mago, tenia que decirlo.

Elbert Valentin dijo...

Lamentablemente hay gente así en este mundo. Hoy murió otro (el quinto), un gato gris de cola esponjada.

Pero ayer pude comprobar que el gato blanco de ojos azul y amarillo sigue vivo, eso me alegró un poco... pasó a saludar y después se fue :)

Y, bueno, ya no hicimos nada por ese gato negro porque aquí cerca no hay ningún veterinario que nos pudiera atender a esa hora, y no disponíamos de un vehículo para llevarlo a otro lugar. Todo eso pasó después de media noche. Y aunque suene cruel, creo que ya sabíamos que no había esperanzas para él, en el estado en el que estaba, solo quedaba esperar lo peor u.u ... en otras ocasiones han llegado otros gatos, pero siempre me he ocupado de ellos, aunque parezca que ya están agonizando siempre me he preocupado por alimentarlos y cuidarlos hasta que recuperan su vitalidad y se van, pero en esta ocasión supe que no se podía hacer mucho por él :/

Alexander Strauffon dijo...

Como te dije en Facebook, es casi seguro que estén envenenándolos, probablemente con las bolitas envenenadas con olor a queso que ponen para los ratones, mezclándoselas con algo más que atraiga al pobre gato.

Busquen a la clásica vecina malcogida; ahí tienen a su primera sospechosa.

Yosoy Xhabyra dijo...

si hay un chingo de gatos en el barrio a huevo que alguno se va a animar a ponerles su tronador y crocante venenito.

la culpa es de los pinchis dueños de gatos que los dejan ir y venir sin controlarlos.

esperemos a ver cuando empiezan a desaparecer los indigentes de tu barrio

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...